Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Incontinencia de orina’ Category

Como ya hemos comentado en otros post, la infección urinaria es la presencia de bacterias en el aparato urinario. Si es frecuente y dura mucho a pesar de los antibióticos estaríamos ante un caso de infección crónica o recurrente.

Suele emplearse esta denominación para las infecciones del tracto urinario inferior (cistitis), y a pesar de que se asocia a un problema femenino, afecta tanto a hombres como a mujeres.

¿Por qué se cronifica la infección de orina?

Hay causas múltiples, pero la más frecuente es el mal vaciamiento de la vejiga, o que haya cálculos renales o residuos tras la micción. A veces, tras el uso de sondas vesicales o catéteres también puede producirse. El urólogo determinará, dependiendo del historial del paciente y de los síntomas, cuáles pueden ser las causas de la infección frecuente y duradera.

1 junio

Los procedimientos diagnósticos, como ya os hemos contado en alguna otra ocasión, son diversos, y pueden ser rayos X, una ecografía, TAC, etc.

A veces los tratamientos no funcionan correctamente y se requiere de cirugía. Cuando no hay causas aparentes para la cronicidad su emplearía la profilaxis antibiótica, que consiste en tomar un antibiótico entre 3 y 6 meses en bajas dosis. Los cultivos de orina irían determinando la evolución.

Además, hay una serie de medidas que pueden ayudar a mejorar y curarse:

.Intentar evitar el estreñimiento.

.Beber muchos líquidos.

.Usar cremas vaginales con estrógenos en mujeres que estén en la postmenopausia.

 

 

 

Read Full Post »

Entre los muchos miedos que pueden surgir al padecer un cáncer o el haberlo padecido está el de cómo será nuestra vida sexual a partir de entonces, especialmente si se trata de cánceres ginecológicos en el caso de las mujeres, o de próstata en el caso de los hombres.

La enfermedad y los tratamientos, que pueden provocar efectos secundarios, hacen que nuestra vida en general cambie notablemente, y entre los cambios esté el aspecto sexual.

post 23 mayo

Los efectos más frecuentes son:

  1. Sequedad vaginal. Es bastante frecuente tras un cáncer ginecológico y además puede producir dolor. La sequedad suele darse por los cambios hormonales.
  2. Descenso del deseo sexual. Puede ocurrir que rechacemos completamente que nos rocen siquiera o sentir absoluto rechazo a mantener relaciones sexuales o afectivas.
  3. Se produce un cansancio acentuado cuando hemos estado sometidos a la quimioterapia, lo que incluye la actividad sexual.
  4. La depresión, la ansiedad y el estrés son tres de los aspectos que una persona con cáncer puede padecer. Esto deriva en alteraciones fisiológicas evidentes y en una respuesta sexual baja.
  5. Complicaciones para llegar al orgasmo o intensidad reducida y poca duración del mismo.
  6. Disfunción sexual. Es frecuente cuando hablamos de cánceres ginecológicos y de próstata.
  7. Las cicatrices consecuencia de las intervenciones pueden llegar a provocar vergüenza e inseguridad y, en consecuencia, rechazo a que nos vean con ellas durante las relaciones sexuales. El miedo a que nuestra pareja nos rechace por estas señales o a que le desagrade acercarse a nosotros puede paralizar el deseo.

Ante estas situaciones y consecuencias, ¿qué podemos hacer? Lo más importante es hablarlo abiertamente con la pareja y acudir a un sexólogo si fuera necesario para poder reanudar la vida sexual en confianza y con alegría. Los problemas citados son, en muchos casos, puntuales, y pasarán, así que conviene tomárselo con calma y paciencia.

 

Read Full Post »

Ya hemos hablado en otra ocasión sobre la fimosis, ese estrechamiento del prepucio que hace que la piel no pueda deslizarse con facilidad cuando el pene está erecto y que hace que haya que realizar lo que se llama circuncisión.

Esta sencilla operación está llena de controversia. En países como en Estados Unidos, aproximadamente un 80% de la población masculina está circuncidada básicamente por razones médicas. Y es que ayuda a prevenir enfermedades como el SIDA y otras de transmisión sexual, como la sífilis o la gonorrea.

Los motivos religiosos son otros de los causantes de la circuncisión en determinadas culturas como la islámica y la judía.

pareja

¿Interfiere en el placer el hecho de estar o no circuncidado? Está demostrado que un hombre con el pene circuncidado siente el mismo placer que un hombre que no lo está, ya que la operación no hace que se pierda sensibilidad, puesto que el glande es el mismo. En cuanto a las parejas de hombres circuncidados, sentirán el mismo placer, no influirá el hecho de que estén operados o no.

Lo que sí notarán las parejas de hombres no circuncidados es que la higiene ha de ser máxima para evitar infecciones. Así, por ejemplo, el cáncer de cuello de útero o las infecciones por hongos disminuyen en el caso de mujeres con parejas que están circuncidadas. Y los propios hombres serán menos propensos a contraer enfermedades asociadas al prepucio, como la balanitis o la fimosis.

Read Full Post »

Probablemente habréis oído hablar de la prostatitis, una afección urológica por la que se ven afectados principalmente los hombres menores de 50 años. Se trata de una infección urinaria difícil de diagnosticar a veces por la limitación de los métodos de los que se disponen. Entre un 2% y un 10% de los adultos han padecido síntomas relacionados con la prostatitis crónica a lo largo de su vida.

Los síntomas más frecuentes son el dolor de pelvis, trastornos urinarios como el dolor o el ardor al orinar, la necesidad imperiosa de orinar u orinar más veces de lo habitual, y la disfunción sexual.  De hecho, puede haber una ausencia de libido, la pérdida de la erección parcial o totalmente, tener una eyaculación dolorosa, padecer eyaculación precoz, infertilidad o que aparezca sangre en el semen.

En caso de que la infección diagnosticada sea aguda, habrá qublog_prostatitise hacer un tacto renal, no tan necesario en los otros casos. El cultivo fraccionado, es decir, la obtención de las fracciones inicial y media de la orina por separado, es otra de las pruebas para diagnosticar la prostatitis ya que los resultados suelen ser fidedignos. La biopsia prostática, el estudio urodinámico y la respuesta inmune también pueden ayudar a determinar el diagnóstico.

El cultivo de semen, la citología exfoliativa prostática y la ecografía son otros métodos para el diagnóstico de esta enfermedad. También la bioquímica, por supuesto, pues el PSA (antígeno prostático específico) total en la sangre se eleva en el caso de la prostatitis aguda.

Dependiendo de cómo se manifieste la prostatitis y cuáles sean los síntomas habrá que tratar la afección de un modo u otro. Es el especialista tras las pertinentes pruebas el que determinará qué es mejor para cada varón.

Read Full Post »

Entre los 15 y los 35 años es más probable que un hombre pueda padecer cáncer de testículo. No sabemos exactamente los motivos, pero sí que es raro que aparezca a partir de esa edad. El número de casos parece haber  aumentado a pesar de haber descendido la mortalidad.

post cancer testiculo

Al tumor maligno en el testículo se le llama también tumor de células germinales, ya que se genera a partir de dicha células en 9 de cada 10 casos. De nuevo nos encontramos ante un tipo de cáncer del que no podemos encontrar las causas concretas, pero del que sí sabemos que hay factores de riesgo que pueden potenciar el mismo:

.La genética:  Casi todos los que padecen este tipo de cáncer tienen un historial familiar con casos de cáncer de testículo. Y sus hijos y hermanos tendrán hasta 10 veces más posibilidades de padecerlo.

.Influencias ambientales: Según algunos expertos, estar expuesto a temperaturas extremadamente frías o calurosas y manejar productos químicos puede provocar este tipo de tumores, pero no está comprobado de manera concluyente.

.La criptorquidia: Cuando uno o ambos testículos no descienden del todo en el proceso embrionario, hablamos de “criptorquidia”. Los niños que lo padecen tiene más probabilidades de desarrollar cáncer de testículo.

La prevención en este tipo de cáncer sometiéndose a revisiones periódicas es lo más útil para no llegar a desarrollarlo.

Read Full Post »

Cuando hablamos de vejiga inestable estamos refiriéndonos a una actividad vesical incontrolada que lleva a padecer síntomas urinarios molestos. Para evitar la micción o el deseo de orinar, se contrae el detrusor (el músculo que expulsa la orina al contraerse) de manera involuntaria, lo que provoca un deseo de orinar urgente. Esta necesidad se presenta cuando la vejiga aún no está completamente llena y aumenta la frecuencia de veces que se va a orinar tanto de noche como de día.

De hecho, uno de los síntomas de la vejiga inestable puede ser la necesidad de orinar más de lo normal, incluso durante la noche, o de manera reiterada y súbita. Cuando el deseo de orinar es incontrolable, llegando incluso a tener alguna pérdida de orina involuntaria, y va asociado a cantidades de orina menores de lo normal, estamos hablando del Síndrome de Vejiga Hiperactiva.  vejiga inestable_OK

En cuanto a las causas, pueden ser el debilitamiento de músculos pélvicos, enfermedades neurológicas (Parkinson, esclerosis) o traumatismos nerviosos. Tampoco ayuda padecer algunas infecciones,  el sobrepeso o la diabetes, factores de riesgo para los problemas de vejiga inestable.

Las posibilidades de padecer de vejiga inestable aumentan con la edad. Se puede prevenir, no obstante, siguiendo algunos consejos, como evitar los líquidos antes de irse a dormir, practicar ejercicio, no abusar del alcohol ni de la cafeína y seguir una dieta rica en fibras y vegetales, ya que favorece el tránsito intestinal y, en consecuencia, se evita la presión en el abdomen que provocan los vientres hinchados.

Los tratamientos son variados y dependerán de cómo se encuentre el paciente y de cómo se esté desarrollando la enfermedad. Lo importante es consultar al especialista y que él lo valore. Recomendará lo más adecuado.

 

 

Read Full Post »

La infección producida por el Virus del Papiloma Humano (HPV) es una de las más frecuentes entre las enfermedades de transmisión sexual. Se contrae, por tanto, durante las relaciones sexuales, y en muchos casos los preservativos no resultan eficaces al cien por cien y pueden no evitar el contagio, como demuestran algunas lesiones detectadas en los hombres, propias de las zonas inguinales.

En hombres, la infección puede provocar lesiones y verrugas en el glande, el prepucio y en la zona mucosa de los genitales, que sin embargo pueden tratarse. Lo normal es que la infección dure un año y desaparezca. En el caso de las mujeres, el caso es más delicado y la infección puede causar cáncer.  Existe una gran controversia en torno al tema de la conveniencia de la vacuna. Frente a los que están a favor de la vacuna en las adolescentes, existen asociaciones y especialistas que no la recomiendan por los efectos secundarios. Pero, ¿y en el caso de los varones? ¿Es eficaz la vacuna contra el HPV en el caso de los varones?

Virus papiloma humano

Sin duda se trata de un método preventivo adecuado, junto con el de la reducción del número de parejas con las que se tienen relaciones sexuales y el correcto uso del preservativo. Lo ideal, para una mayor efectividad, sería vacunarse antes de tener cualquier tipo de actividad sexual, pero esto no siempre sucede. En España ya se está empezando a plantear la posibilidad de vacunar a adolescentes varones, no solo a mujeres.

La ayuda de un profesional que aconseje al afectado es fundamental para superar con éxito el daño causado por el virus. Hay distintos tipos de HPV y de infecciones y cada uno de ellos cursan con muy diferentes síntomas. Lo ideal es consultar al urólogo, que es el que indicará cuál es el remedio más efectivo y la conducta a seguir.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: