Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Riñón y vejiga’ Category

La infección urinaria se produce por la presencia de microorganismos en el tracto urinario. Se puede producir por dos vías, el extremo inferior de las vías urinarias (pene o uretra, dependiendo de si se da en un hombre o en una mujer) o a través del flujo sanguíneo. En este caso, son los riñones los que se verán afectados.

La infección urinaria la padecen tanto hombres como mujeres. Una próstata más dilatada o tener piedras en el riñón puede hacer que el flujo de la orina no sea el adecuado y aumente así el riesgo de padecer una infección. También aquellas personas que han sido tratadas con catéteres u otros instrumentos de análisis pueden contraer infecciones urinarias con más facilidad. La bajada de defensas o un desorden en el sistema inmune es otro de los motivos.

En el caso de los hombres, lo más frecuente es que se produzca por una infección bacteriana en la próstata. Pero es en el caso de las mujeres donde la infección urinaria  y la cistitis es más frecuente, sobre todo tras haber mantenido relaciones sexuales. Casi la mitad de las mujeres padecerán de cistitis en algún momento de su vida.

cistitis blog

Los antibióticos son eficaces, sin duda, pero también puede funcionar, para prevenir y como tratamiento, el consumo de arándanos rojos, especialmente el americano, cuya ventaja, además, es que puede tomarse durante periodos prolongados. Existen también desinfectantes urinarios postcoitales que harán que no se repitan los síntomas con tanta frecuencia.

Las pruebas para determinar que existe infección urinaria son variadas, y van desde la exploración física y el análisis y cultivos de orina hasta la ecografía abdominal y la citoscopia.

Read Full Post »

Las enfermedades renales afectan a los riñones y a su correcto funcionamiento (estos órganos, como la mayoría ya sabréis, se encargan de, entre otras funciones, filtrar el exceso de agua y las toxinas y, de este modo, depurar la sangre). Prevenir dichas enfermedades y conseguir controlarlas si aparecen son los principales objetivos de los profesionales de la salud y expertos urólogos. Una visita a tiempo a tu médico, unas normas básicas de salud y ser conscientes de que a determinadas edades conviene hacer revisiones ayudará a prevenir algunas enfermedades renales y a tratarlas a tiempo antes de que se conviertan en crónicas o deriven en otro problema más grave.

Un cierto número de las enfermedades renales que padecemos son inevitables, por lo que es posible que aunque nos cuidemos y sigamos todas las recomendaciones de salud y médicas, podamos sufrenfermedades renalesirlas. Tal es el caso de las enfermedades renales crónicas hereditarias, como la enfermedad renal poliquística, o las provocadas tras infecciones bacterianas o virales de garganta, de la piel o de las válvulas cardíacas. En estos últimos casos, el problema renal no lo provoca la infección, sino los anticuerpos respondiendo a la misma.

Sin embargo, muchos de los problemas asociados a las enfermedades renales pueden prevenirse en cierta medida si adoptamos algunos buenos hábitos y un seguimiento médico en determinados aspectos de nuestra salud, como el control de la tensión arterial y la concentración de azúcar en la sangre, fundamental en el caso de la diabetes. Así, por ejemplo, reducir el consumo de proteínas, controlar el peso y mantenerse activo puede ayudar a evitar una insuficiencia renal crónica.

Read Full Post »

Cuando hablamos de vejiga inestable estamos refiriéndonos a una actividad vesical incontrolada que lleva a padecer síntomas urinarios molestos. Para evitar la micción o el deseo de orinar, se contrae el detrusor (el músculo que expulsa la orina al contraerse) de manera involuntaria, lo que provoca un deseo de orinar urgente. Esta necesidad se presenta cuando la vejiga aún no está completamente llena y aumenta la frecuencia de veces que se va a orinar tanto de noche como de día.

De hecho, uno de los síntomas de la vejiga inestable puede ser la necesidad de orinar más de lo normal, incluso durante la noche, o de manera reiterada y súbita. Cuando el deseo de orinar es incontrolable, llegando incluso a tener alguna pérdida de orina involuntaria, y va asociado a cantidades de orina menores de lo normal, estamos hablando del Síndrome de Vejiga Hiperactiva.  vejiga inestable_OK

En cuanto a las causas, pueden ser el debilitamiento de músculos pélvicos, enfermedades neurológicas (Parkinson, esclerosis) o traumatismos nerviosos. Tampoco ayuda padecer algunas infecciones,  el sobrepeso o la diabetes, factores de riesgo para los problemas de vejiga inestable.

Las posibilidades de padecer de vejiga inestable aumentan con la edad. Se puede prevenir, no obstante, siguiendo algunos consejos, como evitar los líquidos antes de irse a dormir, practicar ejercicio, no abusar del alcohol ni de la cafeína y seguir una dieta rica en fibras y vegetales, ya que favorece el tránsito intestinal y, en consecuencia, se evita la presión en el abdomen que provocan los vientres hinchados.

Los tratamientos son variados y dependerán de cómo se encuentre el paciente y de cómo se esté desarrollando la enfermedad. Lo importante es consultar al especialista y que él lo valore. Recomendará lo más adecuado.

 

 

Read Full Post »

El cáncer de vejiga es una enfermedad en la que se producen células cancerosas o malignas en los tejidos de la vejiga. Es el quinto más común  entre hombres de países desarrollados (detrás de los tumores de próstata, de pulmón, de estómago y colorrectales). La sangre en la orina y el dolor al orinar pueden ser algunos de los síntomas, por lo que ante los primeros signos es conveniente consultar al urólogo y someterse a pruebas en las que se examinan la orina y la vejiga.

Normalmente se hace una valoración general del estado de salud del paciente para detectar posibles anomalías, se estudian los antecedentes de enfermedades y cuáles fueron  los tratamientos que se emplearon. Tras un examen interno se realizan los análisis pertinentes: el de orina y una citología, y si es necesario una cistoscopia para observar el interior de la vejiga.

cáncer vejiga

Hay determinados factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollar cáncer de vejiga. Algunos de ellos son:

.El tabaquismo, en especial cigarrillos.

.Los antecedentes familiares.

.Tener antecedentes de infecciones de vejiga.

.Estar expuesto a determinadas sustancias químicas, como pinturas, tintes, metales y gomas en el puesto de trabajo.

.Determinados cambios en los genes.

Confirmado el diagnóstico y realizadas las pruebas para conocer en qué fase se encuentra la enfermedad, es tarea del especialista informar al paciente sobre cuál es el tratamiento más adecuado. Como en la mayoría de los tumores, será un tratamiento multidisciplinar que combine distintas especialidades y terapias destinadas a aumentar las posibilidades de curación del paciente.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: