Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘próstata’

IMG_5086

La biopsia transrectal de prostata  es una prueba que consiste en la obtención de pequeños fragmentos de tejido prostático mediante una aguja para su posterior  estudio en el laboratorio de Anatomía Patológica.

A-Condiciones en las que debe acudir el paciente

1.-Es Conveniente que el recto no se encuentre ocupado, por ello si el paciente hace de vientre unas horas antes, acudirá en mejores condiciones. En ocasiones un microenema puede ayudar a solucionar la falta de complicidad de nuestro intestino.

2.-Es Imprescindible  tomar un antibiótico unas horas antes para que actúe de forma profiláctica (preventiva) para evitar infección. Su Urólogo/a se lo prescribirá.

3.-Es Muy Importante que comunique a su urólogo si está tomando medicamentos que puedan alterar la coagulación de la sangre, por ejemplo; el ácido acetíl salicílico (Aspirina, Tromalyt, etc), Sintrom, Clopidogrel, etc. Son medicamentos que se suelen prescribir para enfermedades cardiacas, ictus (accidentes cerebrovasculares), trombosis venosas, etc. En unos casos no habrá que hacer cambios, en otros suspenderlos unos días antes y, en ocasiones, sustituirlos por heparina subcutánea. ,También es importante recordar si se padecen enfermedades hepáticas o sanguíneas que puedan alterar la coagulación.

B-Realización de la prueba

1.-Introducción de un gel con anestésico de contacto a traves del ano, para que el esfinter anal se relaje y no moleste la introduccion de la sonda del ecógrafo transrectal.

2.-Introducción de la Sonda de Ecografo Transrectal. En este momento su Urólogo/a, puede “observar” la glándula prostática y anestesiar con una fina aguja los puntos que bloquean el dolor. Este procedimiento es indoloro y, como mucho, se puede percibir una leve molestia en forma de quemazón al penetrar el anestésico ( la mayoría de los pacientes no perciben los pinchazos de la anestesia).

3.-Una vez que el Urólogo/a ha observado y anestesiado la glándula prostática, hace la biopsia mediante pinchazos con una aguja, realizados con un mecanismo automático  (pistola) del que se escucha el chasquido ( como un disparo) que sobresalta en ocasiones  al paciente, sin que sin embargo, note dolor alguno. La mayoría de las veces se realizan 12 “disparos” aunque hay ocasiones, como ocurre en las biopsias de saturación ,. en las que se practican hasta 24  “disparos” sin que se produzca dolor gracias a la anestesia.

4.-Como la prueba es ambulatoria al finalizar la misma el paciente se puede ir a su domicilio.

C-Consecuencias poco importantes

1.-Pueden aparecer molestias o dolor una vez realizada la prueba  En estos casos,   tomar un analgésico  tipo parecetamol o ibuprofeno puede ser suficiente.

2.-Puede sentir algo de ardor o escozor al orinar, y ganas de orinar con mas frecuencia de lo normal.Se debe a que la próstata está algo inflamada. Habitualmente, esto desaparecerá en 24-48 horas.

3.-Puede aparecer sangre con la orina (hematuria), limitado a los primeras horas o días. Excepcionalmente la cantidad es significativa y obliga a colocar una sonda.

4.-Puede aparecer sangre en el semen (hemospermia), incluso al mes de la realización de la biopsia, no es infrecuente y no suele tener ninguna importancia.

5.-Puede presentar sangrado rectal (rectorragia), sobre todo en pacientes con hemorroides previas. En general la rectorragia cede en poco tiempo. Excepcionalmente, debido a su intensidad obliga a tomar medidas.

D.-Complicaciones importantes

1.-Retención aguda de orina. (Es poco frecuente) En los pacientes con una próstata muy grande la inflamación de la misma o la infección pueden obstruir la uretra provocando una retención aguda de orina. En estos casos es imprescindible la colocación de una sonda que se retirará al cabo de unos días.

72.-Infección Urinaria. Es la complicacion más grave y puede ocurrir a pesar del uso de antibióticos tanto antes como después de la prueba. La infección ocurre en un 2% de los pacientes sometidos  a biopsia transrectal. Si surge Fiebre de 37º C o más, tiritona con o sin síntomas urinarios, el paciente debe acudir a urgencias para evitar que el cuadro progrese a una Sepsis.

 

Read Full Post »

Como en todo tipo de cáncer, un Diagnóstico Precoz del Cáncer implica haberse realizado una serie de pruebas y de controles en el transcurso de los cuales se detecta una enfermedad para la que todavía no había síntomas.

El cáncer de próstata se puede encontrar en etapas tempranas durante el análisis de Antígeno Prostático Específico (PSA) en la sangre y en el Examen Digital del Recto. La anormalidad en los resultados para cualquiera de estas dos pruebas indicaría la necesidad de realizar otras para determinar si realmente se trata de cáncer.

B4.2

A veces los resultados, sin embargo, pueden resultar engañosos y no muy precisos, por lo que los resultados anormales no siempre indicarían cáncer. Por otro lado, aunque las pruebas dieran resultado positivo y el paciente padeciera cáncer, no podemos saber si es realmente peligroso como para tratarse. ¿Contradictorio? No en realidad, porque no todos los cánceres han de ser tratados cuando están en una fase temprana de avance tan lento que probablemente no llegarían a causar problemas, por lo que no sería necesario operarlos, ya que nunca habrían provocado síntomas ni habrían causado la muerte del paciente.

En cualquier caso, son los médicos los que estudian si es necesario realizar esas pruebas de detección temprana y si se reduce el riesgo de muerte por cáncer de próstata con ellas. Y es el paciente y el médico quienes han de decidir, una vez llegado el momento, si se realizarán las pruebas para detectar el cáncer de próstata. Si la persona es joven puede ser necesario para alargar la vida del paciente, pero en el caso de que la persona sea de edad avanzada y tenga problemas de salud, la evolución de la enfermedad sería tan lenta, que probablemente el paciente falleciera por otros motivos antes de que el cáncer empezara a dar problemas.

Read Full Post »

Cuando debemos operar una hiperplasia benigna de prostata (HBP), ¿importa realmente el tamaño de la misma?

Indicaciones quirúrgicas de la hiperplasia benigna de próstata. Debemos intervenir una (HBP) cuando

   1. Cuando los síntomas que presentan los pacientes son moderados o graves y no mejoran con los tratamientos farmacológicos habituales. En general podríamos decir cuando los síntomas interfieren en nuestra calidad de vida, y planes cotidianos, están mediatizados por nuestra dificultad, apremio o frecuencia miccional.

rosemarys baby 1968

La semilla del Diablo (Roman Polanski, 1968)

   2. Cuando los pacientes no desean un tratamiento farmacológico y solicitan una intervención activa.

   3. Cuando la HBP presenta complicaciones como:

– Insuficiencia renal.

– Litiasis vesical (cálculos en la vejiga).

– Episodio de retención urinaria no justificado por otro motivo ( por ejemplo: una intervención quirúrgica).

– Infecciones urinarias recurrentes

– Hematuria recurrente. (episodios de sangrado en la orina de repetición) que no ceden con tratamientos habituales.

El tamaño no suele ser importante, aunque con frecuencia van unidos, y  a mas tamaño, mas síntomas y mas complicaciones. Sin embargo, hay pacientes con próstatas muy grandes que apenas tienen repercusión sobre la micción, y otras en cambio, de un tamaño mediano, que comprimen enormemente la uretra y obligan al tratamiento quirúrgico.

Bibliografia:

Castiñeiras J. Actas Urol Esp. 2010;34: 24-34.

Herr HW. BJU Int 2006; 98:  947-52.

Guías de la Asociación Europea de urología.

 

 

 

 

 

Read Full Post »

Imagen

La Hiperplasia Benigna o HBP es el crecimiento no canceroso de la glándula prostática debido a un aumento del número de células de la glándula. Es una patología excepcional antes de los 40  años, pero su prevalencia va aumentado y entre los 50 y 60  años, la presenta el 50 %  de los varones.

La HBP clínicamente se manifiesta con los llamados síntomas del tracto urinario inferior (STUI). Estos síntomas se dividen en tres grupos:

– Síntomas de vaciado:

    · Chorro miccional débil, flojo con poco torrente.

    · Micción lenta. ( algunos pacientes comienzan a ser conscientes de ello cuando orinan en sitios públicos, al notar que la luz se apaga cuando todavía no han terminado de orinar, o cuando notan que otras personas entran, orinan, salen, y el continua allí  orinando, con complejo de mirón.

    · Micción en regadera, el chorro no es fino, se abre, se mancha la tapa del inodoro.

    · Micción entrecortada. Inicia la micción y para, una o varias veces.

    · Retraso en el inicio de la micción. Tarda en empezar a orinar (algunos pacientes lo describen como si la orina viniese de muy lejos)

    · Esfuerzo miccional (el paciente hace instintivamente algo de fuerza para acortar el tiempo de micción pero no lo consigue incluso a veces paradójicamente la hace más lenta)

    · Goteo al terminar la micción. El final de la micción se convierte en un goteo continuo como un grifo mal cerrado.

– Síntomas de llenado irritativos:

    · Urgencia miccional. Se pasa de no tener ganas de orinar, a tener unas ganas apremiantes en un espacio  corto de tiempo ( En el trayecto de un ascensor, en un garaje, en el coche obligando a frenar en cualquier sitio y orinar mientras los demás conductores le insultan a uno, por su comportamiento asocial).

    · Frecuencia miccional. Se empieza a orinar a menudo. Puede llegar un momento en que  el paciente orine antes de cualquier acción que vaya  a cometer por breve que sea  esta, una cola de espera, una trayecto breve en coche, al entrar en un cine, etc.. para no encontrarse después en una situación comprometida.

    · Incontinencia de orina. Unas veces por que no llega a tiempo otras por rebosamiento

    · Nocturia. Comienza a levantarse por la noche a orinar, cada vez más veces, perdiendo calidad del sueño y por tanto de vida.

– Síntomas postmiccionales:

    · Sensación de vaciado incompleto.

    · Goteo postmiccional. (a pesar de esperar unos  segundos después de terminar de orinar, cuando el paciente ya se ha vestido, un pequeño y traidor escape, hace que se manche su ropa interior).

– – –

Conviene recordar que aparte de la hiperplasia benigna de próstata, hay otras patologías que dan síntomas miccionales como son las siguientes: litiasis ureteral, tumor de vejiga, estenosis uretral, prostatitis, cuerpos extraños en uretra y vejiga, infecciones del tracto urinario, disfunción neurógena vesical, hipoactividad del músculo detrusor, poliuria nocturna, hiperactividad del detrusor, etc

Exploración y pruebas en los pacientes con HBP

Existen en todas la guías un grado de recomendación con respecto a que pruebas diagnosticas a realizar.

– Pruebas recomendadas: historia clínica detallada, examen físico que incluya tacto rectal, analisis de orina, psa.

– Pruebas opcionales: ecografía, flujometría, diario miccional, funcion sexual.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: