Tratamiento de Fimosis en adultos  y Operación de circuncisión en Vigo

En la clínica del Dr. Alejandro Fernández Larrañaga, realizamos la operación de circuncisión en Vigo para tratar la fimosis en adultos.

La mayoría de la población piensa que es un problema propio de la infancia, pero lo cierto es que la fimosis en adultos es muy habitual. La mucosa que tapiza el glande y la cara interna del prepucio es un recubrimiento delicado y, por lo tanto, fácil de dañar, lo que podría requerir realizar un tratamiento de fimosis en adultos.

Qué es la fimosis

fimosis circuncision

La fimosis es la imposibilidad o dificultad de retraer el prepucio (piel que cubre la cabeza del pene) dejando al descubierto el glande. Esa dificultad puede ocurrir en reposo o solo durante la erección. En ambas situaciones hablamos de fimosis. Esta situación provoca básicamente dos problemas:
  •  En primer lugar, dificultad para una correcta higiene, lo que aumenta el riesgo de infecciones y aparición de balanitis y cáncer.
  • En segundo lugar, acaba dificultando la penetración durante el coito, haciendo que este se vuelva doloroso.

La intervención quirúrgica para corregir la fimosis (llamad muchas veces operación de fimosis) se llama circuncisión o postectomía.

Qué causa la fimosis en adultos

En la actualidad, se ha observado que la fimosis en los adultos puede estar relacionada con los siguientes  factores:

  • La diabetes es una de la causas más frecuente de fimosis en el adulto. Muchos pacientes diabéticos desconocen que lo son y, por tanto, no es extraño que el primer síntoma de una diabetes sea la aparición del cierre del prepucio. Por ello, a todo paciente adulto que presente una fimosis de reciente aparición se le debe realizar una determinación de glucosa en sangre. Además, es frecuente que estos pacientes diabéticos observen que los lunes o los días siguientes a “comilonas” su glande y prepucio se inflamen.
  • Las infecciones de la piel del prepucio que lo llevan a inflamarse. Es lo que conocemos como balanitis. Las balanitis pueden estar producidas por infecciones por hongos o por bacterias. Aunque también por infecciones víricas como la del  virus del papiloma humano (HPV) o la del herpes genital.
  • El liquen escleroso del pene. Es una enfermedad autoinmune que afecta a la mucosa del prepucio y del glande. Se desencadenada por microtaumatismos o por pequeñas infecciones en el pene. Habitualmente, se inicia como una pequeña despigmentación blanquecina y pérdida de elasticidad de la piel del pene. Suele afectar inicialmente a la zona del frenillo y al anillo prepucial, lo que provoca la retracción y endurecimiento del mismo. En algunas ocasiones, se afecta el orificio uretral provocando su cierre.
  • La higiene es importante. Sin embargo, su falta no es una causa  habitual de fimosis en los países desarrollados.
Grietas en el pene por fimosis adquirida en adulto.

Síntomas de la fimosis en adultos

En algunos casos, la fimosis no presenta síntomas inicialmente. Sin embargo, con el tiempo, conforme se va cerrando el anillo prepucial, pueden aparecer los siguientes síntomas en adultos que requieren tratamiento.

  • Disfunción eréctil. No siempre se presenta pero, en ocasiones, las erecciones se pueden hacer muy dolorosas, ya que el glande no es capaz de pasar el anillo prepucial. En algunos casos llega a imposibilitar la penetración.
  • Grietas en el pene en forma de heridas. Incluso en ocasiones, auténticos desgarros en el prepucio que se abren al mantener relaciones sexuales.
  • Dolor o molestia al intentar retraer el prepucio.
  • Inflamaciónes del glande y prepucio de repetición. En forma de edema (inflamación) del prepucio después de tener relaciones sexuales.
  • Afectación del chorro urinario (demasiado fino, torcido…). Es infrecuente y solo se da en los casos muy avanzados (fimosis puntiforme).

 

Complicaciones que se pueden producir si no se trata la fimosis en el adulto

La circuncisión se utiliza para resolver la fimosis en adultos y jovenes y evitar posibles complicaciones como las siguientes:

  • Coitos dolorosos y disminución de la satisfacción sexual
  • Retención aguda urinaria. Con frecuencia, como el cierre del prepucio en el adulto es progresivo. Esto implica que el anillo se va cerrando lenta pero inexorablemente. Se llega así a una situación en la que el paciente no puede orinar. Lo que obliga a actuar con urgencia con resultados estéticos malos.
  • Parafimosis. Es una complicación grave y tremendamente dolorosa, que obliga a actuar inmediatamente. La parafimosis ocurre cuando el prepucio retraído detrás del glande no consigue deslizarse de nuevo hacia adelante. Esto produce un estrangulamiento e imposibilita la correcta circulación de sangre en el pene. El prepucio se inflama de una forma significativa, se producen posteriormente úlceras e infección. En estos casos, se intenta en primer lugar corregir la situación mediante la reducción manual, con anestesia en la base del pene. Si no se consigue, es imprescindible tratar la parafimosis con una operación quirúrgica.
  • Infecciones importantes que obligan al uso de antibióticos.
  • Cáncer de pene. No es infrecuente, en el curso de una operación de circuncisión, descubrir que debajo del prepucio se ha desarrollado un cáncer de pene. Suele ocurrir en casos de larga duración en pacientes con liquen o fimosis por infecciones por HPV.

La circuncisión: tratamiento de fimosis en adultos

Qué es la circuncisión

La circuncisión masculina es una intervención que se realiza desde la antigüedad. El pueblo egipcio y el judío lo realizaban como una ceremonia religiosa. Cuando los españoles llegaron a América descubrieron que los amerindios también estaban circuncidados. Los musulmanes y judíos la siguen realizando en la actualidad. ¿Por qué? Ya no es solo un tema religioso. Existen estudios que muestran que en los países musulmanes y en los judíos, el VIH productor del SIDA es menos frecuente. Esto se debe a que los varones están circuncidados. Sus parejas padecen menos cáncer de cuello uterino y el cáncer de pene es casi inexistente entre ellos.

Actualmente, la medida más eficaz de tratamiento de fimosis en adultos es la operación de circuncisión. Es el método más sencillo y de menor riesgo.

operacion circuncision Vigo

Cómo es la operación de fimosis u operación de circuncisión

  • La circuncisión en adultos y jóvenes, es una operación en el pene que se realiza de forma ambulatoria.
  • Se utiliza anestesia local, la misma que utilizan los dentistas.
  • Con una aguja muy fina, se inyecta el anestésico en la base del pene. El anestésico debe inyectarse lentamente para que no duela. Por ese motivo la operación de circuncisión no es dolorosa en absoluto.
  • El tiempo quirúrgico es aproximadamente de unos 30 minutos. Durante ese tiempo, el paciente está tumbado y charlando tranquilamente. Al finalizar la intervención el paciente se va a su domicilio
  • Al finalizar la intervención de circuncisión se coloca una venda alrededor del glande y pene. Se deja el orificio uretral libre para que el paciente pueda orinar sin dificultad.
  • También al finalizar la operación de fimosis, antes de que pase el efecto de la anestesia, el paciente toma un analgésico general. Con esta maniobra se consigue que la finalización del efecto de la anestesia local no sea doloroso.
  • Al día siguiente, se realiza la primera cura. Esta primera cura la suelo realizar en la consulta, para ver el resultado de la intervención. Aprovecho además para enseñarle al paciente cómo debe realizarse las curas durante los siguientes días.
  • Las curas diarias tras la operación de fimosis son también sencillas y consisten. En primer lugar, limpiar con suavidad la zona de los puntos, utilizando una gasa y suero fisiológico y antisépticos. A continuación, se tapa la zona con una gasa que se sostiene con un pequeño esparadrapo.
  • Los puntos se caen solos en dos o tres semanas. Si alguno resulta molesto se puede quitar a partir de los 9-10 dias.
  • Se pueden mantener relaciones sexuales tras la operación de circuncisión a partir de los 30 días.

La circuncisión como protección frente a enfermedades

  • Existen estudios en los que se observa que la circuncisión que la circuncisión ayuda a reducir el riesgo de contagiarse VIH, en hasta un 60 por ciento. Además, la circuncisión puede ayudar a prevenir el contagio del virus del papiloma humano y del virus del herpes genital.
  • Las parejas femeninas de hombres circuncidados padecen con menos frecuencia de cáncer de cuello uterino. Así como infecciones por el HPV.
  • Los hombres circuncidados tienen menos riesgo de sufrir. Liquen escleroso, balanitis, hongos de repetición, incluso cáncer de pene.

En ocasiones, pueden surgir algunas complicaciones de la circuncisión. Cualquier urólogo sabe hacer una circuncisión, sin embargo los resultados estéticos de unos a otros varían enormemente. Las prisas, la cantidad de piel del prepucio que se recorta, la distancia entre los puntos, la tensión conque se aprietan los mismos, la presión del vendaje, etc. marcan diferencias estéticas muy importantes.

 

A lo largo de mi vida profesional he realizado más de 10.000 circuncisiones. Para mí, cada intervención es una oportunidad para seguir mejorando la técnica, aplicando en cada caso: el recorte justo de prepucio, la liberación de los vasos linfáticos para evitar complicaciones de la circuncisión como el famoso flotador, la tensión justa de los puntos, la distancia entre estos y el borde de la herida y todos los factores de cuya precisión depende que la operación de circuncisión sea un éxito y garantizan el mejor resultado estético para el paciente.

Alejandro Fernández Larrañaga

 

¿Buscas urólogo especialista en circuncisión?

El Dr. Alejandro Fernández Larrañaga ha realizado más de 10.000 circuncisiones exitosas, solicita tu consulta.

Preguntas frecuentes sobre la circuncisión

Está demostrado que un hombre con el pene circuncidado siente el mismo placer que un hombre que no lo está. En cuanto a las parejas de hombres circuncidados, sentirán el mismo placer, no influyendo el hecho de que estén circuncidados o no.

La circuncisión disminuye la sensibilidad táctil (al roce) pero no la sensibilidad erótica. El tiempo en desencadenarse la eyaculación no se alarga con la circuncisión por ello la circuncisión no se se utiliza como tratamiento para la eyaculación precoz.

Sin duda. Estar circuncidado es más sano para la pareja y el propio paciente. Se sabe que las parejas de hombres circuncidados tienen un menor riesgo de:

  • Cáncer de cuello de útero.
  • Infecciones por hongos, gérmenes y virus como el VIH y el HPV.
  • Cáncer anal en los hombres que mantiene relaciones con hombres no circuncidados, debido a infecciones por HPV.

Por otra parte los hombres circuncidados  son menos propensos a contraer enfermedades como:

  • Infecciones por hongos, gérmenes y virus como el VIH y el HPV.
  • ETS en general.
  • Cáncer de pene.

Cuanto antes se haga la circuncisión menor es el riesgo para la salud.

Existen una situaciones en las que la fimosis puede tratarse sin circuncisión.

  1. En los niños se pueden utilizar pomadas para dilatar en anillo. Véase el capítulo adherencias balanoprepuciales.
  2. En los jóvenes que presentan una fimosis muy leve y no complicada, se puede realizar una sencilla prepucioplastia. Esto es, una cirugía mínimamente agresiva que consiste en realizar un pequeño corte perpenticular en el anillo prepucial, con la finalidad de ensanchar el contorno. Precisa anestesia local y algún punto de sutura. El postoperatorio de la prepucioplastia es menos molesto. Si se seleccionan bien los casos, el resultado es bueno.