URÓLOGO VIGO – PONTEVEDRA

Clínica: Colón 34 3º B, 36210 Vigo

Qué es la enfermedad  HBP

La hiperplasia benigna de próstata o HBP es el agrandamiento de la glándula prostática. Es más común en los hombres a medida que avanza su edad. A continuación, puedes consultar información sobre sus causas, síntomas y tratamiento.

Causas y síntomas de la hiperplasia benigna de próstatahiperplasia benigna de prostata

Qué es la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP)

La HPB es el crecimiento no canceroso de la glándula prostática debido a un aumento del número de células de la glándula. La próstata grande es excepcional antes de los 40 años, sin embargo el agrandamiento va aumentado con la edad y entre los 50 y 60 años, la presentan el 50 % de los varones. No es cáncer, ni aumenta el riesgo de padecerlo y su desarrollo se asocia al envejecimiento natural de las células.

Cuales son los síntomas de próstata inflamada

La hiperplasia prostática clínicamente se manifiesta con los llamados síntomas del tracto urinario inferior (STUI). Estos síntomas se dividen en tres grupos.

Síntomas de vaciado

  • Chorro débil, flojo con poco torrente.
  • Micción lenta. Algunos pacientes comienzan a ser conscientes de ello cuando orinan en sitios públicos. Notan que la luz del baño se apaga cuando todavía no han terminado de orinar, o cuando notan que otras personas entran, orinan y salen,  ellos continuan todavía allí orinando.
  • Micción en regadera, el chorro no es fino, se abre e inevitablemente mancha la tapa del inodoro.
  • Micción entrecortada. El paciente inicia la micción y para, comenzando de nuevo y entrecortando una o varias veces.
  • Retraso en el inicio de la micción. Se tarda en empezar a orinar. Algunos pacientes lo describen como si la orina viniese de muy lejos.
  • Esfuerzo miccional. El paciente hace instintivamente algo de fuerza para acortar el tiempo de micción pero no lo consigue incluso a veces, paradójicamente, la hace más lenta.
  •  Aumento del goteo terminal. El final de la micción se convierte en un goteo continuo, como un grifo mal cerrado.

Síntomas de llenado irritativos

  • Urgencia miccional. Se pasa de no tener ganas de orinar, a tener unas ganas apremiantes en un espacio corto de tiempo (en el trayecto de un ascensor, en un garaje o en el coche, obligando a parar para evacuar).
  • Frecuencia miccional aumentada. Se empieza a orinar a menudo. Puede llegar un momento en que el paciente orine antes de cualquier acción que vaya a cometer por breve que sea esta, una cola de espera, una trayecto breve en coche, al entrar en un cine, etc. para no encontrarse después en una situación comprometida.
  • Incontinencia de orina. Unas veces porque no llega a tiempo, otras por rebosamiento.
  • Nocturia. Comienza a levantarse por la noche a orinar, cada vez más veces, perdiendo calidad del sueño y por tanto de vida.

Síntomas postmiccionales

  • Sensación de vaciado incompleto.
  • Goteo postmiccional. A pesar de esperar unos segundos después de terminar de orinar y el paciente ya se ha vestido,  se produce un pequeño y traidor escape, que hace que se manche su ropa interior.

Conviene recordar que aparte de la hiperplasia benigna de próstata, hay además, otras patologías que dan síntomas miccionales y que pueden ser confundidas con la HBP como son las siguientes:

  • Potomania
  • Litiasis ureteral
  • Tumor de vejiga
  • Estenosis uretral
  • Prostatitis
  • Cuerpos extraños en uretra y vejiga
  • Infecciones del tracto urinario
  • Disfunción neurógena vesical
  • Hipoactividad del músculo detrusor
  • Poliuria nocturna
  • Hiperactividad del detrusor, etc.

Exploración y pruebas en los pacientes con HBP

Existen en todas la guías un grado de recomendación con respecto a qué pruebas diagnosticas se deben realizar para diagnosticar la inflamación de la próstata.

Pruebas recomendadas

Una historia clínica detallada,  con un examen físico que incluya además, un tacto rectal, así como una ecografía y unos análisis  de sangre con terminación de PSA y por ultimo un sedimento urinario

Pruebas opcionales

Flujometría, diario miccional, función sexual.

Tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata

Con frecuencia, el aumento del volumen de la próstata genera algunos problemas o incomodidades. Dependiendo del tamaño de la próstata de los síntomas que genera y  también de las características de la persona que la padece se establecerá uno u otro tratamiento.

El  tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata menos invasivo consiste en prescribir medicación por vía oral, para ello se utilizan medicamentos conocidos como alfabloqueantes.

En cambio, en ocasiones, se recomienda realizar un tratamiento quirúrgico. La técnica quirúrgica varía según el tamaño prostático, la edad del paciente, las enfermedades concomitantes, aunque también hay que tener en cuenta, si el crecimiento es de toda la próstata o solo del lóbulo medio, además el dominio de cada una de las técnicas por parte del urólogo es un factor importante. En general, en las próstatas muy grandes la cirugía abierta es muy resolutiva y eficaz. Por el contrario, en las pequeñas, existen diferentes formas de resección transuretral (bipolar, laser, etc.) que además ofrecen muy buenos resultados.

Cuándo se debe operar la hiperplasia benigna de próstata

  1. Si el paciente percibe que los síntomas producidos por el crecimiento prostático, ya sea la dificultad para orinar, la frecuencia con la que orina etc., empeoran su calidad de vida.
  2. Cuando aparece signos en la ecografia vesico-prostática como son el aumento significativo del grosor de la vejiga, la aparición de divertículos en la vejiga o cálculos.
  3. Si surgen infecciones de orina de repetición a pesar de estar realizando un tratamiento con medicación oral correcto.
  4. La retención aguda de orina es más frecuentes en los pacientes con HBP. Si estas se producen de una forma accidental por ejemplo, desencadenadas por una anestesia una intervención quirúrgica, No se considera un criterio para realizar la operación quirúrgica de la HBP. Sin embargo cuando el paciente ha presentado ya un par de episodios de retención urinaria si se considerará un criterio para ser intervendo.

Afecta la intervención de la hipertrofia benigna de próstata a la vida sexual

Las intervenciones de la hipertrofia benigna de próstata no afectan a la erección, ya que en ellas no se tocan los nervios y vasos que participan en el mecanismo de la erección. Es lo mismo que la técnica quirúrgica se realice a través de la uretra o mediante cirugía abierta.

La intervención de la hipertrofia benigna de próstata si afectan a la eyaculación y aunque el paciente tiene un orgasmo igusl de intenso nota sin embargo que por su uretra no sale semen. El semen en los intervenidos de próstata sale después mezclado con la orina.

Por ultimo comentar que la intervención también afecta a la fertilidad, ya que al no salir semen en la relación sexual no se produce un embarazo. Sin embargo se pueden obtener espermatozoides mediante centrifugación de la orina postcoital.

 

Llama ahora para solicitar tu cita.

¿Buscas más información sobre la hiperplasia benigna de próstata?