URÓLOGO VIGO – PONTEVEDRA

Clínica: Colón 34 3º B, 36210 Vigo

Diagnóstico y tratamiento de la disfunción sexual

En la clínica urológica del Dr. Alejandro Fernández Larrañaga te ofrecemos tratamiento para los problemas de disfunción eréctil en Vigo. Realizamos un estudio multidisciplinar de la disfunción eréctil, valorando y controlando los diferentes factores de riesgo y aplicando su correspondiente tratamiento.

La disfunción eréctil es una situación muy frecuente a partir de los 40 años. Las formas de vida actuales, el sedentarismo, la obesidad o el tabaquismo favorecen la aparición de enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la hipercolesterolemia o la enfermedad vascular que pueden ocasionar disfunción eréctil.

Actualmente existen varios medicamentos efectivos para el tratamiento de los problemas de erección, sin embargo, sin el estudio de las causas que han llevado a esa situación, la enfermedad progresa irremediablemente. La corrección de esos factores de riesgo se ha mostrado como el arma más eficaz para detener la evolución de la enfermedad.

Qué es la disfunción eréctil y eyaculatoria

La disfunción eréctil es la incapacidad persistente de conseguir y mantener una erección lo suficientemente rígida como para mantener una relación sexual satisfactoria, tanto para el hombre como para su pareja sexual.

La disfunción eréctil debe diferenciarse de la disfunción eyaculatoria en la que el problema puede ocurrir por alguno de los siguientes factores:

disfuncion erectil tratamiento

  • por precocidad.  Es la eyaculación precoz.
  • por retardo. Es la eyaculación retardada, al paciente le cuesta trabajo llegar al orgasmo.
  • Ausencia de eyaculación. El paciente no consigue llegar a la eyaculación y tiene que parar la relación por cansancio.
  • Dolor en la eyaculación. Síntoma frecuente en las prostatitis.

¿Te interesa profundizar sobre la disfunción eyaculatoria? En nuestro blog encontrarás varios artículos sobre la disfunción sexual que pueden ser de tu interés.

Primeras descripciones sobre la disfunción eréctil

En los papiros egipcios se encuentran las más antiguas descripciones sobre la disfunción eréctil y sus causas, donde se describen dos motivos fundamentales: en unos el motivo estaría en el propio hombre, mientras que, en otros, se debería a hechizos o maleficios que se ejercen sobre ellos. Siglos después, en Grecia, Hipócrates observó que la impotencia era más frecuente en ricos que en pobres, atribuyendo esta diferencia a que unos se desplazaban a caballo y otros a pie. En el Renacimiento, Leonardo da Vinci fue el primero en relacionar la erección con la llegada de más sangre al pene, al observar la erección que se producía en los hombres al ser ahorcados.

Causas de la disfunción eréctil en la actualidad

  • Hormonales.
  • Metabólicas.
  • Neurogénicas.
  • Vasculares.
  • Medicamentosas.
  • Hábitos.
  • Psicológicas.

Causas hormonales de disfunción eréctil

El trastorno hormonal más frecuente es el déficit de testosterona. Todos los procesos que afectan a la hipófisis y al testículo pueden producir una disminución de los niveles de testosterona. La testosterona se ha comprobado que mejora la libido sexual:

  • Reforzando el interés sexual.
  • Incrementando la frecuencia de los actos sexuales.
  • Aumentando la frecuencia de las erecciones nocturnas.

El aumento de prolactina ya sea por aumento de su producción por tumores hipofisarios o secundaria a fármacos, también puede producir disfunción eréctil. En estos casos como consecuencia de este aumento puede aparecer, ginecomastia (aumento de las mamas), galactorrea (secreción de leche por el pezón), infertilidad, etc.

Trastornos de la función tiroidea ya sea por exceso o por defecto de sus hormonas.

Causas metabólicas de disfunción eréctil

Las causas metabólicas que con frecuencia producen disfunción eréctil son:

  • Los trastornos del metabolismo lipídico. La hipercolesterolemia con cifras de HDL bajas.
  • La diabetes mellitus produce disfunción eréctil por afectar a varios niveles entre los que se encuentran la circulación arterial y a la conducción nerviosa.

Causas neurogénicas de disfunción eréctil

Cualquier proceso que afecte al cerebro, médula espinal y nervios pudendos. En general, en estos casos, la impotencia sexual es un síntoma más, dentro de la gravedad del cuadro general y no suele ser el primer y único síntoma de una enfermedad de origen neurogénico.

LESIONES CEREBRALES LESIONES MEDULARES LESIONES DE NERVIOS Y SUS RAMAS
Ictus Traumatismos Cirugía radical de próstata
Parkinson Tumores Cirugía radical de recto
Alzheimer Esclerosis múltiple Cirugía radical de vejiga
Traumatismo Fracturas graves de pelvis
Tumores Hipofisarios Cáncer de Próstata

Causas vasculares de disfunción eréctil

La enfermedad aterosclerótica es la causa más frecuente de disfunción eréctil en hombres por encima de los 40 años. Los factores de riesgo vascular, unas veces solos y otras sumándose unos a otros, ejercen un efecto devastador sobre la llegada de sangre al pene. Se calcula que la media de tiempo que transcurre desde el comienzo de la disfunción eréctil hasta que se presenta un evento vascular grave como puede ser: un ictus, una angina de pecho, un infarto o un problema de claudicación en las piernas, es de 5 años. Los factores vasculares son los siguientes:

  • HTA.
  • Diabetes.
  • Hipercolesterolemia.
  • Tabaquismo.
  • Obesidad.
  • Sedentarismo.
  • Intervenciones quirúrgicas.

Disfunción eréctil producida por medicamentos

La lista medicamentos que puede producir o ayudar a que se produzca un trastorno de la erección es muy amplia. Los más frecuentemente utilizados son los antihipertensivos, los antidepresivos, los bloqueantes α y β, el bloqueo hormonal completo (BOC) que se utiliza en el cáncer de próstata, etc.

Con respecto a los medicamentos, conviene recordar dos hechos importantes:

  1. Muchos medicamentos afectan a la erección dependiendo también de la dosis, edad del paciente y si ya tiene otros factores que alteran la erección (por ej. si es fumador).
  2. Habitualmente el efecto negativo del medicamento desaparece al dejar de tomarlo.

Malos hábitos y erección

El hábito de fumar (tabaquismo) es la primera causa de disfunción eréctil. Fumar afecta las células endoteliales de los vasos arteriales desprendiendo estas células y permitiendo que el colesterol se adhiera a las arterias, acelerando el proceso de aterosclerosis. Todos los tratamientos para la disfunción eréctil acabarán siendo inútiles si el paciente sigue fumando.

Sobrepeso. La obesidad, con todos los trastornos que conlleva (diabetes, hipertensión, dislipemia, disminución de la testosterona, etc.) es un trastorno que debe ser corregido.

Alcohol: en pequeñas dosis el vino no afecta negativamente a la erección, tiene un efecto cardioprotector. La dificultad siempre ha sido conseguir la moderación apropiada. El alcoholismo crónico disminuye los niveles de testosterona, aumenta los de estrógenos y produce polineuropatía.

Ejercicio físico. El ejercicio físico (caminar) ayuda a controlar los niveles de glucosa, colesterol, testosterona y el peso.

Dieta. Las dietas bajas en colesterol y ricas en frutas, legumbres y verduras.

Causas psicológicas de disfunción eréctil

Las causas psicológicas de disfunción eréctil, son las más frecuentes en individuos jóvenes. La ansiedad, el miedo escénico y la observación patológica de la propia erección como si de un acto médico se tratase, son situaciones corrientes en jóvenes y raro es el hombre que no le ha ocurrido algunas veces en su vida.

Pruebas diagnósticas para el estudio de la disfunción eréctil

  1. Historia clínica completa y detallada. Sigue siendo la prueba más importante en el diagnóstico de la disfunción eréctil. Permite además seleccionar qué pruebas complementarias van a ser necesarias, optimizando tiempo y recursos.
  2. Exploración física. Durante la exploración podemos observar los caracteres sexuales secundarios, presencia de ginecomastia distribución de vello y grasa corporales, así como el nacimiento de la barba, peso o índice de masa corporal. Es recomendable explorar la próstata cuando la edad lo aconseja puesto que, aunque es infrecuente, en ocasiones el primer síntoma de un cáncer de próstata es una disfunción eréctil.
  3. Analítica básica. En los pacientes adultos es con frecuencia imprescindible una determinación de glucosa, perfil lipídico, perfil hormonal (testosterona, testosterona libre, hormonas tiroideas, PSA y sistemático de orina).
  4. Estudio ecográfico vascular de aorta e iliacas. Nos muestra el estado de las arterias en pacientes con riesgo vascular.
  5. Estudios complementarios en aquellos pacientes que por el historial clínico se sospeche patologías infrecuentes.

Tratamiento de la disfunción eréctil

Para tratar la disfunción eréctil podemos actuar a distintos niveles según la gravedad. Lo primero siempre es suprimir los factores que perpetúan la situación como el hábito de fumar, el sobrepeso, etc. y minimizar los efectos de los factores inevitables, valorando la posibilidad de usar distintos antihipertensivos o sicofármacos, etc.

Tratar la disfunción con medicamentos

Tratamiento con medicación por vía oral. Sildenafil (Viagra), vardenafilo (Levitra), tadalafilo (Cialis) y avanafilo (Spedra), son medicamentos efectivos y con buena tolerancia y resultados. En el momento actual ya hay formulación genérica de casi todos ellos. Las diferencias entre ellos radican básicamente en la duración de los efectos sobre la erección. El medicamento que más tiempo hace durar la erección es el Tadalafilo, aunque también más caro. Están contraindicados en los siguientes casos:

  • Pacientes que toman nitratos o alfa-bloqueantes.
  • Hombres con tensión arterial muy baja o excesivamente alta.
  • Cuando se tiene una enfermedad hepática grave.
  • Enfermos en diálisis.

Los efectos secundarios de los medicamentos para la erección más frecuentes son:

  • cefalea, congestión nasal, enrojecimiento facial., fotosensibilidad
  • acidez gástrica, reflujo gastroesofágico.
  • hipotensión, mareo e hipotensión.
  • mejoran la miccion

Otros medicamentos

  • Alprostadil (Caverject) .  Mediante una inyección con una aguja fina se inyecta en el pene. Es muy eficaz en los casos de disfunciones secundarias a cirugía de la próstata vejiga y recto. Pude producir priapismo por lo que conviene empezar siempre por dosis bajas e ir subiendo poco a poco. También puede producir con el tiempo incurvación del pene.
  • Papaverina combinada con alprostadil y fentolamina. Tienen un efecto similar al alprostadil y los mismos efectos secundarios.
  • Supositorio uretral (muse). Es el alprostadil en forma de una semilla que se coloca con un aplicador especial en la uretra  peneana. Se usa en el mismo tipo de pacientes que el alprostadil.
  • Vivirec: Es también alprostadil pero en forma de crema, se aplica en sobre el orifico uretral.
  • Testosterona. Ideal en hombres con niveles bajos de testosterona. Conviene controlar la próstata durante el tratamiento.

Otros tratamientos para la disfunción eréctil

Las bombas de vacío 

Las bombas de vacío son eficaces. Recomendables cuando todo lo anterior falla  y la colocación de una prótesis no le resulta atractiva al paciente.

Tratamiento quirúrgico con prótesis de pene

La colocación de implantes para tratar la disfunción eréctil no es una opción hasta que se ha intentado todo lo anterior. Tiene, al igual que en cualquier cirugía, el riesgo de infección. También puede producirse un rechazo de la prótesis. Los dispositivos inflables permiten controlar el momento y la duración de una erección. Las barras maleables mantienen el pene firme, pero flexible.

Cómo mejorar la erección

Recientemente, se ha comprobado que el ejercicio físico y en concreto el ejercicio aeróbico moderado, mejora la erección. La palabra moderado no es casual, el exceso de ejercicio disminuye los niveles de testosterona y por tanto empeora.


¿Necesitas consultar con el urólogo? Pide tu cita






Los campos con * son obligatorios para poder atender tu solicitud. Los datos que nos facilites se incluirán en los ficheros del doctor Alejandro Fernández Larrañaga y se tratarán con la finalidad de atender tu consulta y gestionar tu cita con el urólogo en Vigo. Puedes ejercitar tus derechos sobre el tratamiento de tus datos personales contactando a través de nuestra web o por el correo electrónico consulta@urologoenvigo.com. Puedes consultar toda la información sobre el tratamiento de tus datos personales en la política de privacidad y protección de datos personales.