URÓLOGO VIGO – PONTEVEDRA

Clínica: Colón 34 3º B, 36210 Vigo

varicocele
Varicocele izquierdo. Dilatación de venas en el testículo.

Qué es el varicocele

El varicocele es la dilatación varicosa de las venas del cordón del testículo y en concreto del plexo pampiniforme  Dicho de otra forma, es la presencia de varices en el cordón testicular.

Es una afección muy frecuente y la presentan entre el 10% y el 15% de los hombres adultos. El 90% de los casos de varicocele son en el testículo izquierdo. La bilateralidad afecta a un 7% y  solo en el lado derecho al  3%. El varicocele en los niños es excepcional por debajo de los 10 años (varicocele prepuberal). La incidencia aumenta conforme nos acercamos a la pubertad y a la adolescencia.

Causas del varicocele

La etiología de la presencia de varices en el testículo no está clara y se atribuye principalmente a varios factores:

  • Anatómicas. Las venas del lado izquierdo desembocan  en la vena renal izquierda mucho más arriba que las del lado derecho.
  • Genéticas. Hay una predisposición a que las válvulas de las venas se comporten de forma incompetente.
  • De forma excepcional se puede deber a un tumor de riñón o de retroperitoneo. En estos casos, la tumoración comprime la vena renal o la vena gonadal y su presentación suele ser brusca en los pacientes mayores de 40 años.

Síntomas del varicocele

Las varices testiculares son asintomáticas habitualmente, aunque puede generar algunos síntomas en varones jóvenes. En la mayoría de los casos, el paciente  se descubre un abultamiento en el hemiescroto izquierdo. Los síntomas más frecuentes dentro de su levedad son:

  • Pesadez o simple malestar en ese testículo.
  • Dolor testicular de intensidad variable.  Suele desencadenarse tras ejercicio físico intenso en adolescentes, se alivia en reposo. En los hombres adultos es excepcional.
  • Sensación de calor en escroto.
  • Abultamiento del cordón. No doloroso a la palpación y más fácil de identificar de pie que tumbado y más acusado con maniobras de Valsalva (maniobras que consisten en aumentar la presión intrabdominal). Este detalle es especialmente relevante ya que en ocasiones, si se explora al paciente tumbado o en una habitación fría, puede pasar desapercibido.
  • Disminución del tamaño y consistencia del testículo.
  • Infertilidad. Aproximadamente el 30 % de los pacientes presentan una alteración significativa del espermiograma (análisis de semen). Es la causa de casi el 40% de las consultas por infertilidad de causa masculina. Los parámetros más alterados son en número, la movilidad y el número de formas normales de los espermatozoides (oligospermia, astenospermia, teratospermia). En ocasiones puede presentarse una ausencia total de espermatozoides (azoospermia).
  • Alteración de los lípidos sanguíneos. Recientes estudios publicados en la revista científica Andrology nos informan, de que el varicocele se asocia con una incidencia más elevada de enfermedades cardiacas (cardiopatía isquémica), trastornos de los lípidos sanguíneos (hiperlipemia) y diabetes. La monitorización (seguimiento y control), mediante analíticas sanguíneas de estos pacientes, parece, cuando menos, razonable.

Pruebas para el diagnóstico del varicocele

Principalmente, el diagnóstico de varicocele testicular, se basa en tres pruebas:

  • Palpación de pie y con maniobra de Valsalva y a ser posible en ambiente cálido.
  • Ecografía o ecodoppler testicular.
  • Espermiograma.
  • Analítica sanguínea.

Grados de varicocele

Conviene saber que no siempre hay una relación entre la afectación del espermiograma y el volumen del mismo. Hay casos de varices en el testículo muy voluminosas, sin nada de afectación de la espermatogénesis, y casos en lo que ocurre lo contrario.

Existen varios grados de varicocele, basados el tamaño de las varices.

Varicocele de grado I

Es aquel en los que las varices en el testículo solo se aprecian con maniobras de Valsalva o durante estudios ecográficos.

Varicocele de grado II

Es aquel en los que las varices en el testículo son de tamaño moderado y fácilmente palpables, sin la maniobra de Valsalva.

Varicocele de grado III

Las varices testiculares son grandes y visibles sin dificultad bajo la piel.

Tratamiento del varicocele

Existen varias alternativas terapéuticas.

  1. Ligadura de la vena espermática. Puede realizarse a distintas alturas. A nivel alto y retroperitoneal o bajo como es la vía inguinal o subinguinal.

    varicocele tratamiento
    Tratamiento del varicocele con ligadura de la vena espermática

  2. Oclusión venosa (embolización del varicocele). Mediante técnicas de radiología intervencionista. Desde la arteria femoral se pasa un catéter hasta la vena espermática con la finalidad de embolizar y conseguir la oclusión venosa.

No obstante, los resultados de las distintas alternativas son variables. Hay, sin embargo, unos datos previos que pueden orientar hacia el posible éxito o fracaso del tratamiento del varicocele con respecto a la mejoría del espermiograma y deben ser considerados a la hora de tomar la decisión:

  • Edad del paciente: A más edad peor resultado, por consiguiente, hay una mejor respuesta a la intervención en un paciente de 20 años que en uno de 40.
  • Calidad del espermiograma previo: Cuanto peor es el espermiograma previo, peores son los resultados de la intervención. Como resultado, un paciente con un recuento de 300.000 esp/ml, responderá peor que otro que tenga 12.000.000 esp/ml.
  • Tamaño y consistencia del testículo que presenta el varicocele: Cuanto más pequeño y blando es el testículo que tiene el varicocele en comparación con el sano, peor es el resultado de la intervención.

Por lo tanto, no hay una regla o un algoritmo matemático que nos informe con exactitud del resultado de la varicocelectomía, pero los datos anteriormente comentados nos pueden ayudar a tomar una decisión más acertada.

Otros datos a tener en cuenta sobre el varicocele

  • Recidiva. Aproximadamente hay un 5-10% de varicoceles que recidivan tras la intervención.
  • Hidrocele. Es otra de las complicaciones de la intervención, también un 5%  aproximadamente.
  • Los pacientes que se han intervenido de varicocele no deben somertere a vasectomía.

 


¿Necesitas consultar con el urólogo? Pide tu cita






Los campos con * son obligatorios para poder atender tu solicitud. Los datos que nos facilites se incluirán en los ficheros del doctor Alejandro Fernández Larrañaga y se tratarán con la finalidad de atender tu consulta y gestionar tu cita con el urólogo en Vigo. Puedes ejercitar tus derechos sobre el tratamiento de tus datos personales contactando a través de nuestra web o por el correo electrónico consulta@urologoenvigo.com. Puedes consultar toda la información sobre el tratamiento de tus datos personales en la política de privacidad y protección de datos personales.