URÓLOGO VIGO – PONTEVEDRA

Clínica: Colón 34 3º B, 36210 Vigo

Complicaciones de la circuncisión

Complicaciones de la circuncisión y su tratamiento

Las complicaciones de la circuncisión  también llamada postectomía son infrecuentes. La molestia por el roce de la piel del glande con la ropa y la inflamación leve del prepucio son tan frecuentes que lo podemos considerar normal. La aparición de hematomas en la superficie de la piel también son frecuentes y suelen ser consecuencia de las inyecciones de la anestesia local, carecen de importancia.

Cuáles son las complicaciones mas frecuentes de la circuncisión

Complicaciones iniciales

  • Hematoma superficial de la piel. Son frecuentes duran 6-7 días y desaparecen por competo. Carecen de importancia.

    hematoma circuncision
    Hematoma superficial tras realizar circuncisión.
  • Hematoma quirúrgico.  Se producen cuando una vena pierde el hilo que la taponaba y la sangre fluye libremente. La sangre se acumula en gran cantidad bajo la piel, obligando a volver a intervenir para drenar los coágulos y taponar la vena.
  • Infección de la herida. La infección de algún punto es relativamente frecuente y poco importante. Por el contrario, la infección de toda la herida con inflamación y dolor obliga a la inmediata administración de antibióticos y en ocasiones a soltar algún punto para drenar la infección.
  • Dehiscencia de sutura. Los puntos se sueltan y una parte de la herida se abre. Esta situación es con frecuencia la consecuencia de una infección. Sin embargo, en otras ocasiones se puede producir por una erección mantenida. El tratamiento de esta situación depende del tiempo transcurrido desde la intervención. Cuando es inmediato a la operación se pueden dar unos puntos nuevos. Sin embargo, cuando ya han pasado unos días se puede dejar como está y seguir haciendo curas, siendo los resultados estéticos sorprendentemente buenos.
  • Edema en flotador. Es una complicación relativamente frecuente. Se produce un rodete de piel engrosada con edema,  alrededor de glande. Se produce por la sección durante la circuncisión de los vasos linfáticos, cosa que se puede evitar conservando los vasos linfáticos. En general tiende a desaparecer en un par de meses en cuanto se restablece la circulación linfática.

Complicaciones tardías

  • Estenosis del meato (orificio) de la uretra. Puede aparecer en pacientes que se tuvieron que realizarse la circuncisión por una balanitis esclerosante o por un liquen de pene. En estos casos, el orificio se cierra y dificulta la salida de la orina.
  • Queloides. Un queloide es una cicatriz que no se detiene y crece a pesar de haber unido correctamente los bordes de la herida. Este crecimiento anormal de la cicatriz hace que la piel de la cicatriz se ponga gruesa y elevada. Muchas veces es por la tensión exagerada de los puntos. Cuando ocurre esto, conviene armarse de paciencia. Si el resultado estético final es malo (6-8 meses), se puede volver a operar recortando el exceso de piel y procurando que no se produzca ninguna tensión.
  • Malos resultados estéticos. Unas veces suelen ser consecuencia de las complicaciones anteriores, otras, sin embargo, se deben a la excesiva tensión de los puntos o la excesiva separación de estos del borde de incisión.

Complicaciones excepcionales

necrosis circuncision
Necrosis de glande por vendaje excesivamente apretado tras una circuncisión.
  • Isquemia y necrosis del glande. Son situaciones totalmente excepcionales. En la mayoría de las ocasiones se debe al uso de anestésicos locales que llevan añadido un vasoconstrictor o por una reacción excesiva al bloqueo del nervio.  También se puede producir por colocar un vendaje demasiado apretado al finalizar la intervención.
  • Sección parcial del glande.

 

Cómo evitar algunas de las complicaciones de la circuncisión

  • Medidas higiénicas. En primer lugar se esperará para realizar la primera cura a que hayan pasado 24 horas. A continuación, conviene lavarse las manos con agua y jabón bien, antes de realizarse la cura de la herida. Para realizar la cura conviene aplicar sobre los puntos una gasa empapada en desinfectante, procurando que no queden restos de suciedad entre punto y punto. Finalmente se envuelve el pene con una gasa para que el roce con la ropa sea menor y se sujeta con un pequeño esparadrapo. La cura debe realizarse tres veces al día y se debe llevar tapada al menos 8-10 días. Al cabo de ese tiempo se pueden retirar los puntos o esperar a que se caigan solos, lo que suelen hacer en unas 3 semanas.
  • Dar los puntos sin tensión, que simplemente aproximen los bordes de la herida. El exceso de tensión deja marcas.
  • Retirar los puntos sobre los 10 días. No esperar a que caigan solos a las tres semanas ya que dejan marcas.
  • Proteger la circulación linfática durante la intervención.
  • Vendaje de protección más que de presión.
  • Llevar el pene durante los primeros días colocado hacia arriba.

La circuncisión es una intervención sencilla pero que debe ser realizada por profesionales con experiencia para obtener un resultado estético óptimo y evitar complicaciones. Si tienes que hacerte la circuncisión ponte en contacto con nosotros.

 

Solicita ahora tu cita con el urólogo en Vigo.