La infección de orina crónica

Como ya hemos comentado en otros post, la infección urinaria es la presencia de bacterias en el aparato urinario. Si es frecuente y dura mucho a pesar de los antibióticos estaríamos ante un caso de infección crónica o recurrente.

Suele emplearse esta denominación para las infecciones del tracto urinario inferior (cistitis), y a pesar de que se asocia a un problema femenino, afecta tanto a hombres como a mujeres.

¿Por qué se cronifica la infección de orina?

Hay causas múltiples, pero la más frecuente es el mal vaciamiento de la vejiga, o que haya cálculos renales o residuos tras la micción. A veces, tras el uso de sondas vesicales o catéteres también puede producirse. El urólogo determinará, dependiendo del historial del paciente y de los síntomas, cuáles pueden ser las causas de la infección frecuente y duradera.

1 junio

Los procedimientos diagnósticos, como ya os hemos contado en alguna otra ocasión, son diversos, y pueden ser rayos X, una ecografía, TAC, etc.

A veces los tratamientos no funcionan correctamente y se requiere de cirugía. Cuando no hay causas aparentes para la cronicidad su emplearía la profilaxis antibiótica, que consiste en tomar un antibiótico entre 3 y 6 meses en bajas dosis. Los cultivos de orina irían determinando la evolución.

Además, hay una serie de medidas que pueden ayudar a mejorar y curarse:

 

Solicita tu cita